sábado, 3 de abril de 2010

disuelto

El corazon de esa ciudad le pedia que por favor apagara la maquina q la estaba haciendo latir, el ya no la soportaba mas porque ahora tenia cada vez menos motivos y asi le paso con todo con casi todo. Existe la posibilidad, cambiar algo por otra cosa, sacarse la leche como vulgarmente se dice, pero al final es lo mismo, el despecho. De a poco se iba re-encontrando con el en ese vacio interno que se iba repitiendo mil veces en su cabeza hasta que pudiera ver su maldad. Desde siempre , desde q se acuerda, desede q sabe que todo es cuento chino. Es que ellos se conforman con menos que yo y yo soy un desastre, se decia, es un feriado mental absoluto y la comodidad de la mayoria por el fin de semana largo. Por mas q escuche q colon habia ganado los paisajes y los baches de esa ciudad hundida por su maldito pasado y condenada por su presente ya no lo desvelaban pero como tampoco lo hacia nada. Es q ya no se puede esperar nada, dijeron con tano mientras iban llegando a la conclusión de pq la aguja te la clavan cuando todavía no apretaste los dientes.

2 comentarios:

  1. así sean 100, sería terrible, pero seguiría restando un año, bah, eso creo.

    ResponderEliminar